Es un seguro a cargo de la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC), que protege a todos los trabajadores con contrato indefinido, a plazo fijo, o por obra o servicios; que quedan cesante, esto siempre y cuando sean regidos por el Código del Trabajo.

Entre sus beneficios se cuenta: una suma de dinero, beneficios previsionales y de salud, (Asignación Familiar), becas de capacitación y acceso a la (Bolsa Nacional de Empleo).

Cada trabajador afiliado a la AFC tiene una cuenta individual por cesantía, en la que el empleador debe cotizar mensualmente un porcentaje de la remuneración del empleado. Si el trabajador tiene contrato indefinido, debe hacer un aporte mensual del 0.6%.

Cuando queda cesante, el trabajador podrá retirar el dinero acumulado en esta cuenta mediante giros mensuales según el porcentaje de remuneración; y, de ser necesario y cumpliendo con los requisitos, podrá también recurrir al Fondo de Cesantía Solidario que está conformado con aportes de los empleadores y del Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *