Este subsidio está destinado a incrementar el ahorro para la futura pensión, a partir de la cotización de personas en edades tempranas. De esta forma, tales cotizaciones podrán contar con mayor tiempo de inversión y rentabilidad que aquellas realizadas en períodos más avanzados de edad.

Tiene 2 componentes:

• Subsidio a la Cotización, dirigido de forma directa a incrementar el ahorro previsional de las personas jóvenes.
• Subsidio a la Contratación, dirigido a las personas empleadoras de los beneficiarios del Subsidio a la Cotización.

Subsidio a la cotización:

Corresponde a un beneficio monetario, de cargo fiscal, que asciende a la mitad de una cotización previsional calculada sobre un sueldo mínimo mensual.

Se cancela de manera mensual por un período máximo de 24 meses, y es depositado en la Cuenta de Capitalización Individual de la persona trabajadora joven que cumpla los requisitos. De esta forma, el beneficio se suma a la cotización obligatoria de 10% de su renta imponible, aumentando su ahorro mensual total y en consecuencia, su futura pensión.
Requisitos que debe cumplir el/a trabajador/a joven:

• Tener entre 18 y 35 años.
• Tener un sueldo igual o inferior a un ingreso mínimo y medio.
• Registrar menos de 24 cotizaciones (continuas o discontinuas) mensuales en una AFP.

¿Cómo acceder?

Este subsidio no es automático. Por lo tanto, debe ser solicitado por el trabajador/a ante el Instituto de Previsión Social (IPS), de forma presencial o bien de manera remota, a través de la página web del IPS por medio de la Clave Única para acceder a los servicios del Estado, que se solicita en el mismo IPS o cualquier Chile Atiende del país.

Es importante considerar que, si el joven beneficiado experimenta un alza en su sueldo, podrá seguir percibiendo el subsidio siempre que el alza en la remuneración no supere los dos ingresos mínimos mensuales.

Vigencia

El subsidio sólo se entregará durante las primeras 24 cotizaciones que realice cada joven en el sistema de pensiones. No es necesario que sean cotizaciones continuas, ya que el beneficio se entrega hasta completar las primeras 24.

Subsidio a la Contratación:

Corresponde a un beneficio monetario, de cargo fiscal, que asciende a la mitad de una cotización previsional calculada sobre un sueldo mínimo mensual; es decir, el mismo valor correspondiente al Subsidio a la Cotización que recibe el trabajador/a joven.

Este subsidio se cancela al empleador, y su objetivo es fomentar la contratación de jóvenes, junto con incrementar su cobertura y fondos previsionales e incentivar la formalización de su trabajo.

Requisitos que debe cumplir el/la empleador/a:

• Contar con trabajadores contratados de entre 18 y 35 años, que reciban una remuneración igual o inferior a 1,5 ingresos mínimos mensuales.
• Tener enteradas las cotizaciones de seguridad social correspondientes al respectivo trabajador dentro del plazo que la ley establece para ello.
• Los trabajadores deben tener o registrar menos de 24 cotizaciones.
• El empleador no debe registrar deuda previsional.

Documentos requeridos

• La escritura donde la empresa designa al representante legal.
• Mandato en caso de que el representante legal no es quien efectúa el trámite.
• Número de Cédula de Identidad de los trabajadores, cuando sean hasta 10 los que postularán. De ser más los trabajadores que ingresan en la copia de la solicitud se le entregará una clave con la cual, en la página web del IPS, podrá ingresar los trabajadores y completar la solicitud.

Vigencia

El subsidio sólo se entregará durante las primeras 24 cotizaciones que realice cada joven en el sistema de pensiones. No es necesario que sean cotizaciones continuas, ya que el beneficio se entrega hasta completar las primeras 24.

¿Cómo solicitar el beneficio?
• Dirigirse al Centro de Atención del IPS más cercano.
• Solicitar el subsidio a la contratación de jóvenes.
• Entregar los antecedentes requeridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *