Los trabajadores independientes que perciban honorarios están obligados a cotizar para pensiones, salud, seguro de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales y el seguro para el acompañamiento de niños y niñas (ley SANNA).

La Ley N° 21.133 establece la incorporación de los trabajadores independientes que emiten boletas de honorarios, a los regímenes de protección social, a partir de 2019. Se obliga a los trabajadores del sector público o privado que emiten boletas por un monto bruto anual de igual o mayor a 5 ingresos mínimos. Si sus ingresos por honorarios son menores al límite mínimo imponible, no está obligado a cotizar.

Grupo objetivo

Quienes se incorporan de manera obligatoria a los regímenes de seguridad social son los trabajadores, tanto del sector público como privado, que emiten boletas de honorarios por un monto bruto anual igual o mayor a cinco ingresos mínimos mensuales ($1,4 millón, aproximadamente, para el proceso de 2019).

¿Qué sucede con las cotizaciones de salud si un trabajador independiente pagó de manera voluntaria en 2018 y en 2019 es dependiente? ¿Hay doble cotización?

  • No hay doble cotización. Los pagos efectuados por un trabajador independiente de manera voluntaria en 2018 fueron para adquirir cobertura en los meses respectivos de ese año. En el régimen anterior se pagaba por mes vencido.
  • La nueva ley implica un cambio de paradigma. Con el pago de las cotizaciones en la Operación Renta 2019 se adquiere cobertura futura, para el período julio de 2019 a junio de 2020. La Tesorería General de la República liberará, mes a mes, el monto respectivo para cubrir las cotizaciones de dicho lapso.
  • Ahora bien, si en la actualidad ese trabajador es dependiente, la ley obliga a su empleador a pagar las cotizaciones cada mes. Pero considerando que en Chile existe un tope imponible, que hoy es aproximadamente de $ 2,1 millones, pueden darse las siguientes situaciones en el caso de salud:

1- Si la suma de las cotizaciones como independiente y dependiente están por debajo del tope imponible ($2,1 millones), pueden generarse excedentes en la medida que el valor del plan de ISAPRE sea menor a dicha suma. Los excedentes pueden usarse según el acuerdo suscrito con su Isapre.

2- Si la suma de sus cotizaciones como independiente y dependiente están por sobre el tope imponible, la diferencia genera excesos que deben ser devueltos en dinero por la ISAPRE.

También están incluidos los trabajadores que poseen contrato como dependientes y además emiten boletas de honorarios. Estas personas deberán cotizar por las remuneraciones que perciban como independientes hasta que la suma de ambos ingresos alcance el límite imponible, que es de UF 79,2 mensual ($ 2,18 millones al mes, aproximadamente) o, expresados en términos anuales, de UF 950,4 por año ($ 26,19 millones al año, aproximadamente).

Trabajadores exentos de la obligación de cotizar

  • Quedan exentos de la obligación de cotizar por sus honorarios los trabajadores que al 1 de enero de 2018 hayan tenido 55 años o más (hombres), o 50 años o más (mujeres).
  • Trabajadores que emiten boletas a honorarios por rentas anuales inferiores a cinco ingresos mínimos tampoco están obligados a cotizar por dichos ingresos.
  • Ambos grupos mencionados, si desean, pueden cotizar de manera voluntaria cada mes, bajo una cobertura mensual de estos beneficios previsionales.

Coberturas

Al cumplir con el pago anual de las cotizaciones previsionales, el trabajador a honorarios accederá, desde julio del primer año de vigencia de la ley (2019), a los mismos beneficios que los trabajadores dependientes con contrato de trabajo, lo que incluye:

  • Cobertura del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia:
  • Cobertura del Seguro de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales:
  • Ley Sanna
  • Cobertura de Salud común a través de Fonasa o Isapre.
  • Ahorro para el Sistema de Pensiones

Dichas coberturas entregarán protección al cotizante entre el 1 de julio y el 30 de junio del año siguiente. Es decir, en la Declaración Anual de Impuesto a la Renta 2019 se realizará una retención asociada a los ingresos del año 2018 que entregará coberturas previsionales entre el 1 julio del 2019 y 30 de junio del 2020.

Además, el trabajador cotizante tendrá derecho a Asignación Familiar, según su ingreso; la posibilidad de afiliarse a una Caja de Compensación; y el derecho a percibir el Aporte Familiar Permanente (ex “Bono marzo”) por cada integrante de la familia por la que recibe Asignación Familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *